Preboda Noelia y Miguel Angel. León, Oviedo y Cudillero. La música del Amor (y II)

 

Tenía muchas ganas de publicar esta preboda, de cuyo anticipo ya dí cuenta en el avance. Acompañar a mi amigo Carlos Vaquero fué todo un placer, a pesar de que en un solo día fuimos desde Madrid hasta Cudillero,  en la costa Asturiana, pasando por León y Oviedo. Pero esta aventura mereció la pena, y mucho, me explico. No conocía a la pareja, pero a los pocos minutos de conversar con ellos, y de compartir un par de cafés, me dio la impresión de que nos conociamos de antes. Miguel Angel y Noelia nos contaron su bella historia de amor, desde los primeros encuentros en León, hasta los periplos de Miguel Angel  a Oviedo, mientras Noelia estudiaba el Mir. Como apunté en el avance, y mas sabiendo que Miguel Angel es profesor de conservatorio, de manera automática le puse banda sonora a esta historia de amor. Y como soy muy ecléctico con esto de la música, porque que me gusta todo lo bueno,  empecé por quietud del Canon de Pachelbel, y después pase a la fuerza del  cuarto movimiento de La Sinfonía del Nuevo Mundo  de Antonín Dvořák.

De camino a Oviedo en el coche de Miguel Angel, haciendo la ruta que él habitualmente hacía para ver a Noelia, atravesamos la Cordillera Cantábrica, y es que no había/hay montaña tan alta, valle tan profundo y río tan ancho que pudiera interferir en el amor de esta pareja. Pero ¡un momento!, creo que eso ya lo habían dicho/cantado antes, y cómo no podía ser de otra manera, de nuevo me vino una canción que ya se ha convertido en un clásico, que interpretaban Tammi Terrell y Marvin Gaye hace ya tiempo, pero que no ha dejado de ser una canción actual. Insisto en lo dicho : muchas gracias a Noelia y Miguel Angel por compartir con nosotros esos momentos tan agradables y emotivos, que para mí fueron todo un placer, un placer que se repitió algún tiempo después, cuando tuve la oportunidad de volver a acompañar a Carlos, para fotografiar su boda…pero eso ya es otro post. Ahora no os hago esperar mas, y os dejo con el enlace del clásico “Ain’t No Mountain High Enough” , que a mí me parece el mejor colofón para esta pequeña aventura de preboda que vivimos aquel día, disfrutad.

 

67,79,78,84,65,67,84,65,82RATCATNOC
Ana Jiménez - 10 enero, 2014 - 18:27

Muy bonitas, Diego!! A seguir publicando reportajes así! 🙂

Diego Vega Fotografía - 10 enero, 2014 - 19:13

Muchas Gracias Ana ¡¡¡

juanjo - 10 enero, 2014 - 19:42

mu chulas, me gusta la del charco y las dos últimas

Diego Vega Fotografía - 10 enero, 2014 - 19:48

Gracias Juanjo, ¡¡¡ tienes buen gusto !!!! 🙂

Andrés Llano - 10 enero, 2014 - 20:37

Felicitaciones Diego!!! me han encantado. 😉

Diego Vega Fotografía - 10 enero, 2014 - 22:01

Muchas Gracias Andrés, siempre es un placer tenerte por aquí.

Alberto Desna - 13 enero, 2014 - 0:17

Una preboda increíble Diego!! Enhorabuena por tu gusto musical y por tus bellas imágenes. Un abrazo

Diego Vega Fotografía - 13 enero, 2014 - 9:13

¡Gracias Alberto!

Sergio - 13 enero, 2014 - 11:20

¡Chulas, chulas!, sobre todo la del atardecer con las manos.

azahaara - 13 enero, 2014 - 19:37

Un 10 Diego!!! me ha gustado mucho este reportaje!!!

Su email no será publicado Required fields are marked *

*

*